El precio de la vivienda cayó en Granada un 10% en dos años

Sólo el valor del alquiler medio ofrece datos positivos. El de la venta de vivienda tocó suelo el pasado mes de octubre

Juanjo Cerero

A pesar de que en los últimos meses se ha proclamado a bombo y platillo en numerosas ocasiones el aumento del precio de la vivienda como ineludible síntoma de recuperación, la realidad no termina de acompañar. Es posible que, quizá animados por estas mismas noticias, quienes las ponen a la venta estén pidiendo más dinero por ellas; otra cosa será que el comprador esté dispuesto a pagarlo. Así lo aseveran, al menos, los datos del portal inmobiliario Pisos.com, que aseguran que el suelo de la provincia de Granada se ha dejado un 9,66% de su valor en los últimos dos años hasta quedarse en 1.189,40 euros por metro cuadrado. La caída ha sido sólo un poco menor en la capital, que se deja un 9,10%. Su suelo, sin embargo, es bastante más valioso que el de la media de la provincia: en concreto, 365,1 euros por metro cuadrado más caro, un 30,7%.



Crecer tras tocar fondo

Lo cierto es que el último dato disponible, correspondiente al mes de marzo para capital y provincia, es prácticamente igual al del mes pasado, que fue el mejor de los últimos seis. Hasta ese momento se venía produciendo una subida constante del precio que se ha frenado en marzo. Lo cierto, sin embargo, es que el peso real de esta subida es de apenas un enclenque 1,26% sobre la cifra del pasado octubre. La de aquel mes fue la más baja de toda la serie histórica reciente, con 1.174,5 euros por metro cuadrado. Por ponerlo en contexto, el dato de marzo supone una caída del 25,3% con respecto al mismo mes del año 2012. Y en aquel momento los precios ya llevaban más de dos años desplomándose. En la capital de la provincia, por su parte, la tendencia alcista sí parece más estable. El precio ha subido de manera ininterrumpida desde el pasado mes de octubre, que también fue el más bajo de la serie histórica reciente en la ciudad. Con respecto a este mes, la subida acumulada es de un 2,2%. Aun así, permanece todavía muy lejos del precio del mes de marzo de 2012, con 2.060 euros por metro de suelo edificado. ¿Cuánto costaría hoy, de media, un piso en la capital granadina? Algo más de 158.500 euros, teniendo en cuenta que los últimos datos catastrales disponibles para la ciudad de Granada indican un tamaño de vivienda medio de 102 metros cuadrados. Pero habría, claro, diferencias entre zonas de la ciudad. La más cara sería la de Beiro, con un tamaño medio de vivienda de 120 metros cuadrados, lo que elevaría el precio por encima de los 186.500. Por su parte, la más barata sería la Chana, con 93 metros cuadrados de media por hogar, y 107.368 euros de precio. Entre ellas, zonas como el Realejo, el Albaicín o el distrito Centro, que oscilarían entre los 164.000 y 175.000 euros.


El alquiler sube

Al contrario de lo que ocurre con el precio de venta, en los dos últimos años no ha dejado de subir lo que se paga por vivir con contrato de arrendamiento en la provincia de Granada y su capital. Sólo durante este período el valor medio del alquiler ha subido entre un nueve y medio y un diez por ciento. Esto supone que se podría dibujar una equis cruzando las evoluciones de venta y alquiler: la primera se deja prácticamente el mismo porcentaje que la otra adquiere. El dato del mes de marzo supone en la capital granadina, sin embargo, un estancamiento con respecto a la del mismo mes del año pasado. La evolución del precio del alquiler sigue en la ciudad un patrón diferente al de la salida de vivienda al mercado. Se adapta, por lo general, al ritmo universitario: se producen caídas con el mes de junio que duran todo el verano, y luego subidas cuando llega septiembre y la comunidad universitaria comienza una nueva etapa en Granada o se reincorpora a ella para un nuevo curso. En 2015, por ejemplo, el precio medio del alquiler cayó en 21 euros entre junio en septiembre. Durante el otoño, sin embargo, se incrementó en 22. La tendencia durante los últimos veinticuatro meses, en cualquier caso, ha sido de crecimiento. De enero a enero, 2014 se saldó con una subida del 6,24%. La de 2015 fue, menor, con un 2,2% de subida en el conjunto del año, lo que podría indicar una posible tendencia hacia la estabilización a medio plazo en el futuro. La diferencia del valor medio del alquiler en la provincia y la ciudad de Granada no es tan acusado como en el caso del precio de venta. Mientras que en la provincia esta cifra es de 498,32 euros por mes, en la capital es un 9% superior, con 543,25.



Una tendencia andaluza

En relación con las otras provincias de la comunidad y la media de Andalucía, Granada sigue la tendencia media del conjunto en cuanto a precio de la vivienda, que es de caída. Aquí, sin embargo, cayó un 2,71% más que la media autonómica en el cómputo de los últimos dos años. Pero podría ser peor: provincias como Almería vieron su precio desplomarse más del doble de rápido; el suelo de esta provincia, por ejemplo, se ha dejado un 20,55% de su valor total desde comienzos de 2014. En cualquier caso, no es la única: ni una sola de las ocho zonas andaluzas consiguió evitar la caída. Por lo general, las capitales de provincia sufren caídas más pronunciadas aún que la media de sus provincias: sólo Granada, Almería y Sevilla escapan de esta tendencia.



El alquiler es el mayor motivo de esperanza para la provincia granadina en términos de recuperación en el terreno inmobiliario. De hecho, con un aumento del 9,82% en los últimos veinticuatro meses, es la segunda en la que más crece la renta media mensual en el conjunto de la comunidad autónoma andaluza, sólo por detrás de Sevilla, donde esta cifra se ha disparado en un 20,83% en los últimos dos años.

El lugar en el escalafón no es tan destacado si sólo tenemos en cuenta a las capitales de provincia, lo que indica que el precio del alquiler en Granada ya era de entrada más alto que la media provincial, y que la situación económica y el cambio de actitud que en muchas personas ha provocado la crisis hace que la demanda de vivienda en alquiler no deje de aumentar y, por lo tanto, el precio se infle paulatinamente. En total, siete de las ocho capitales de provincia de Andalucía –todas a excepción de Huelva– han visto incrementado el precio medio de la renta mensual en los dos últimos años. Las subidas oscilan entre 1,83% de Cádiz y el 27,46% de Sevilla, que también aquí es la ciudad que más crece.