Los partidos controlan la campaña en las redes

El Laboratorio de Datos de IDEAL explora y analiza la conversación política en Twitter durante la campaña y presenta algunas de sus conclusiones. Las formaciones se organizan en Twitter para amplificar y repetir el argumentario oficial. En Granada, los candidatos a la presidencia del Gobierno acaparan más atención que los regionales

Juanjo Cerero

La red ha sido considerada desde su popularización como uno de los mayores espacios de libertad del mundo contemporáneo. En campaña, sin embargo, no hay tiempo para eso. Hay mensajes claros, pulidos, probados en ‘focus groups’ y vueltos a pulir tras recibir los resultados. Y hay que procurar que se oigan en su formato original. El debate en Twitter durante esta campaña así lo demuestra: más de nueve de cada diez tuits relacionados con ella en Granada fueron repeticiones ─retuits─ de mensajes de argumentario.


El PSOE, más activo en Granada

El Partido Socialista, que acabó el pasado 20J como la fuerza más importante en la provincia ─fue primera fuerza en 95 de los 105 municipios granadinos─, está siendo sin duda el más activo en Twitter en la región. Por momentos llega a acumular dos de cada tres tuits escritos con motivación política, amplificando y reiterando por igual los mensajes lanzados por Pedro Sánchez y Susana Díaz durante el desarrollo de la campaña. En esta tarea de difusión también están jugando un importante papel las cuentas de las diferentes agrupaciones municipales del PSOE en la provincia, una tendencia que el resto de partidos no está trabajando con igual ahínco. El segundo lugar estuvo más disputado entre las candidaturas de Unidos Podemos y el Partido Popular, con alrededor del 20% de la conversación cada uno. Muy lejos de ellos se quedó Ciudadanos, con poco más de medio centenar de menciones en los últimos tres días.



Díselo con hashtags

Que la conversación durante esta campaña está girando alrededor del reloj que es el ritmo mediático de la campaña lo demuestra también el hecho de que varios de los hashtags impulsados por las formaciones políticas se encuentren en la provincia entre los diez términos más mencionados. El más utilizado es el #Afavor que está sirviendo como puntal de la comunicación en redes del Partido Popular de cara al 26J. Otro que está teniendo gran éxito es #LaSonrisaDeLaAbuela, variante de #LaSonrisaDeUnPaís, el lema que viene usando Podemos durante todo este ciclo electoral. La intención de este hashtag es clara: acercar la comunicación del partido a las personas de más edad, que según las encuestas son las que con más fuerza continúan aferradas a las opciones del bipartidismo.



Con la mirada en Madrid

Quizá con cierta lógica al tratarse de elecciones generales, la mayor parte del foco lo están atrayendo los acontecimientos de alcance nacional. De hecho, aunque son los candidatos regionales los que se están recorriendo la provincia a la caza y captura del voto, buena parte de la conversación en la red de la provincia parece no darse por enterada o no querer alejar demasiado el tiro de Madrid. Por ejemplo, de los 964 tuits que mencionan al PSOE de Granada en los últimos tres días, 796 de ellos se acuerdan también de Ferraz. No ocurre lo mismo con el Partido Popular, centrado en la actividad en Granada de sus ‘números uno’, Carlos Rojas ─al Congreso─ y Sebastián Pérez ─al Senado─. Sólo ocho mensajes que mencionaron a la cuenta del PP de Granada lo hicieron también a la cuenta institucional del Partido Popular.

Una tendencia similar sufren las menciones a los candidatos. El partido está resultando, en la comunicación de esta nueva era política, el foco principal ─el núcleo irradiador, incluso─ que se coloca por encima de todo lo demás. La función de los candidatos regionales es, pues, servir como puntos de apoyo y difusión para los mensajes que circulan, siempre desde arriba hacia abajo, provenientes de Madrid.



En cualquier caso, estas tendencias aún podrían virar ─aunque levemente─ en los días que quedan hasta el final de la campaña. La actividad parece incrementarse con cada día que pasa, lo que permite un mayor margen a que algo se salga de lo habitual.



Comparte si te ha gustado: