8.000 viviendas, diez años pendientes de construirse

Dos millones de metros cuadrados por los que la capital iba a crecer están abandonados, algunos de ellos incluso con calles que no llevan a ningún sitio

María Victoria Cobo

El Ayuntamiento de Granada está inmerso en una revisión de los convenios urbanísticos tras comprometerse a levantar las alfombras. Más allá de los casos que tienen que ver con asuntos judicializados, técnicos y grupos políticos están revisando las operaciones urbanísticas de mayor calado de los últimos veinte años.

El primer documento de análisis de esa auditoría, al que ha tenido acceso este periódico, hace un repaso por las obras que se debían haber ido llevando a cabo para acompañar el crecimiento de la ciudad. El resultado: las grandes áreas de expansión proyectadas en el PGOU de 2001 se han quedado «en estado de abandono por los promotores». Son dieciséis zonas de expansión en las que estaban previstas 9.400 viviendas. Sólo se llegaron a construir unas 1.600. El resto duerme desde entonces el sueño de los justos.

«Estos ámbitos han quedado en estado de abandono por los promotores –incapaces de asumir los importantes costos de mantenimiento que suponen– con obras inconclusas que, unido a los actos vandálicos, robos, vertidos incontrolados de basuras y escombros, etc. provocan situaciones de peligro en numerosas zonas, en especial en las colindantes con suelo urbano consolidado». Con este párrafo se resume el estado en el que se encuentran los dieciséis solares que revisaron los técnicos municipales.

Foto:

Las zonas 'olvidadas'

(Haga clic sobre cualquiera de los puntos de este gráfico interactivo para saber más)

Gran VíaAv. CervantesEmperador Carlos VCircunvalaciónCtra. SierraCno. de RondaAv. AndalucíaAv. Juan Pablo IIÁreas de desarrollo urbanístico de la ciudadPlanes parciales previstos en el PGOU 111Azulejera3N2 San Jerónimo4N3 Borde Norte10Mondragones11Zenete7Fatinafar12PTS8Cetarsa6Paraíso Industrial2Ciudad Deportiva5Cerrillo Maracena9O1, O2 y O3Ferrocarril13Carretera de la Sierra14Piscinas Granada15Lancha de Cenes
Gráfico: Carlos J. Valdemoros / Juanjo Cerero

Seguridad

Otro de los objetivos era averiguar cuáles de ellos suponen un riesgo para la seguridad pública. «Hay casos como los de los planes parciales Oeste 1 y 2, en la Chana, que al estar cerca de centros escolares ya hemos dado orden a los propietarios de que retiren los residuos de obra que allí se acumulan», explica el edil de Urbanismo, Miguel Ángel Fernández Madrid. En el del Paraíso Industrial, espacio en el que se iba a construir un polígono, habrá que retirar los escombros acumulados y después se pasará la factura a los propietarios, señaló el edil.

Entre los 16 planes parciales hay situaciones de todo tipo. Desde un solar en el que aparecieron restos de una explotación aurífera en Lancha del Genil, lo que paralizó las obras, a espacios con aceras en mitad del campo, como ocurre en Carretera de la Sierra.

También se encuentra en esta situación de ‘paralización' el Plan Parcial T-1, denominado ‘Cerrillo de Maracena’, en el que se llegó a proyectar un palacio de hielo. Las obras de urbanización se iniciaron en 2007, pero pararon al año. En otras zonas se han producido desperfectos en transformadores eléctricos, por ejemplo.

Corrales de caballos y perros

En situación de desperfecto se encuentra también la Azulejera, donde había previstas 1.331 viviendas que nunca se empezaron a construir. Sí se asfaltaron las calles y se hicieron aceras entre los años 2008 y 2011. Sólo faltaban por rematar la instalación de semáforos y la señalización vertical. Se pusieron en servicio sólo algunos de los viales principales, el resto se cerraron al «paso incontrolado de tráfico rodado». Actualmente, la zona se encuentra «fuertemente vandalizada con fractura de troncos de árboles, acumulación de gran cantidad de escombros, falta de tapas de arquetas en algunos registros, retirada de vallado, etc».

Restos de obra

Las grandes parcelas de la Chana, denominadas Oeste 1, 2 y 3 también estaban destinadas a ser áreas de expansión residencial, con casi 1.800 viviendas en total. De las tres sólo se ha hecho el edificio Apache, con 144 viviendas. En este plan se urbanizaron algunos viales «por necesidades de interés público», según destacan los técnicos, pero aún falta poner zonas verdes o mobiliario urbano, por ejemplo. Otras calles se han asfaltado pero se han cerrado al tráfico. El Ayuntamiento ya ha solicitado la retirada de los restos de obra acumulados allí.

También se deteriora el suelo industrial denominado ‘Fatinafar’, cuyas obras de urbanización fueron recibidas por el Ayuntamiento en septiembre de 2016. A pesar de que se valló, existen parcelas en las que se acumulan «gran cantidad de escombros y falta de tapas de arquetas en algunos registros». En total, casi dos millones de metros cuadrados en los que crecen hierbas silvestres.