Doce enclaves de la Carrera del Darro contarán con iluminación artística

El Ayuntamiento y la Fundación Sevillana Endesa firman un protocolo para alumbrar puntos destacados del eje que va desde Plaza Nueva hasta el puente del Rey Chico

Texto: C. Rodríguez Gráfico: J. Cerero

Hacer más bella una calle que, de por sí, está calificada por muchos ciudadanos y expertos turísticos como la más bonita del mundo es complicado, pero el Ayuntamiento de Granada y la Fundación Sevillana Endesa van a intentarlo con un proyecto de iluminación artística que pondrá luz a todo el recorrido.

Iglesias como la de San Pedro y San Pablo o la de Santa Ana y espacios como muro junto al puente de chirimías o el del hotel Reúma quedarán 'encendidos' con puntos lumínicos con el objetivo de realzar su belleza patrimonial.



El alcalde de Granada, Francisco Cuenca, explicó ayer que el proyecto firmado con la fundación está aún en la fase de estudio pero apuntó que la idea es que los puntos de luz recorran todo el eje que va desde Plaza Nueva hasta el puente del Rey Chico. Por su parte, el presidente de la Fundación Sevillana Endesa, Antonio Pascual, detalló que la instalación de las luces seguirá criterios de sostenibilidad y eficiencia, además de respetar el medio ambiente y fomentando el ahorro energético. De este modo, se aplicarán las técnicas más avanzadas de iluminación con el uso de luminarias led que, además de contribuir a dicho ahorro energético en un 70%, evitan cargas térmicas y emisión de radiación ultravioleta.


Más que consenso

El proyecto, con un coste superior a los 200.000 euros, se ejecutará en dos fases. La primera se centrará en las iglesias de Sata Ana y de San Pedro y San Pablo, donde se prevé la instalación de 75 puntos de luz.

Como era de esperar, para un proyecto de esta envergadura el Ayuntamiento pretende buscar el mayor consenso posible razón por la que se va a constituir una comisión de seguimiento del proyecto, integrada por instituciones -Patronato, Junta y Ayuntamiento-, colectivos y agentes sociales, para velar por una correcta conservación del patrimonio.

No en vano, hay que recordar que la Carrera del Darro se encuentra en un entorno BIC y son pocas las intervenciones se escapan de la polémica. Ese fue el caso de su última remodelación, hace casi una década, donde la instalación de una pérgola bajo la que se tenían que concentrar las terrazas de los bares y restaurantes -y que está vigente hoy día- se convirtió en un cruce de críticas entre el anterior equipo municipal popular, la Junta de Andalucía y otros colectivos vecinales e históricos.