Granada, la capital de provincia andaluza que más gasta en personal

El coste de esta partida, que el Ayuntamiento quiere ahora recortar debido al volumen de deuda, creció un 18% en los últimos cuatro años

Juanjo Cerero

Son tiempos difíciles para estar al cargo de las cuentas municipales. La pila de facturas es cada vez más alta. 189 millones de euros que deberían haber engrosado la cuenta de haberes del Ayuntamiento desde 2010 se encuentran en paradero desconocido. Ochenta de ellos, de hecho, han prescrito y nunca se cobrarán, según informó esta semana el concejal de Economía, Baldomero Oliver. Una de las opciones que baraja ahora el Consistorio para ahorrar es recortar en gastos de personal, propuesta que ha provocado que el PP afirme que no apoyará un presupuesto para 2017 que incluya recortes en este sentido. La partida de personal es, en cualquier caso, una de las más abultadas de las cuentas municipales. De cada diez euros que salieron de las arcas del Ayuntamiento el año pasado, 3,9 estuvieron destinados a este concepto, según recoge el último informe de liquidación del presupuesto. Esta cifra, que supone un montante de 471,64 euros por habitante, deja a la capital granadina a la cabeza de las que más gastan por este concepto en la comunidad autónoma, un puesto que ocupa ininterrumpidamente desde 2013. El volumen de esta partida de gasto es uno de los principales lastres del presupuesto municipal granadino, que se encuentra actualmente prorrogado.

En el último presupuesto municipal aprobado se dedicaron a este concepto 111,2 millones de euros, sólo un 2% que todo el dinero necesario para mantener en funcionamiento los servicios públicos de la ciudad. Supera a la suma de lo que el Ayuntamiento dedica a protección y promoción social y a la producción de bienes públicos. Esto supone, además, que el Consistorio de la ciudad gasta proporcionalmente en este concepto un 65% más que Almería, la capital con la partida de personal menos abultada, y un 5% más que Sevilla, que sigue a Granada en el escalafón a pesar de casi triplicar su presupuesto, con 756 millones frente a 263.


Gasto en personal de cada provincia de Andalucía en 2015

En concreto, seis de cada diez de estos 111,2 millones van destinados a ocuparse de los funcionarios que dependen directamente del Consistorio. Esta cantidad, sin embargo, se reparte de forma desigual entre diferentes partidas relacionadas con los salarios. Lo cierto es que la capital granadina preveía destinar el año pasado un 62,4% más de dinero a pagar ‘retribuciones complementarias’, tal como indica el presupuesto. En este concepto se incluyen de forma habitual diversos pluses y complementos a los que tiene derecho el personal que trabaja para la administración local. El Ayuntamiento destinó en principio 41,6 de los 112 millones a hacerse cargo de estas retribuciones complementarias, mientras que los fondos consignados para salarios base eran de 25,8 millones de euros. Este gasto en pluses es un 50% superior al que tiene Sevilla, la ciudad andaluza con mayor nivel de burocratización. Además, la cifra supone un aumento del desembolso de casi un 20% en este concepto. De los 2.102 empleados que trabajan actualmente para el Ayuntamiento, 1.907 son personal funcionario.



Por los números que arroja esta partida, parecería que nunca llegó a aplicarse en la capital de la provincia la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, aprobada en solitario por el ejecutivo de Mariano Rajoy en 2013. Esta reforma afectó a la mayor parte de las capitales andaluzas, que se vieron obligadas a recortar sus partidas presupuestarias. En el caso de la de gastos de personal, por ejemplo, sólo Granada y Málaga incluyeron subidas en sus planes para el ejercicio de aquel año. Mientras que para entonces en la ciudad nazarí estos gastos ya suponían uno de cada cuatro euros del total del presupuesto, en la capital malagueña no llegaban a dos.


Evolución del gasto en personal en el Ayuntamiento de Granada

Reestructuraciones

El aumento más importante en el gasto en personal ocurrió entre los presupuestos de 2012 y 2013, cuando se produjo una subida de 11,75 millones de euros en esta partida. Según explica el presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento de Granada, Justo Fernández, buena parte de esta variación se debe a que fue entonces cuando se produjo la disolución de la Gerencia de Urbanismo y el Patronato de Deportes, que fueron absorbidos por el Ayuntamiento. De esta manera, todos los empleados de ambas instituciones pasaron a estar en nómina local, lo que provocó un aumento del 15% en los gastos de personal.

Una cantidad importante de este dinero, sin embargo, podría ahorrarse a través de la reducción de los llamados cargos de confianza. Según explica Justo Fernández, estos cargos son designados ‘a dedo’, generalmente por motivos de cercanía política, y tienen salarios que el presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento cifra en torno a los veinticinco o treinta mil euros anuales como base, de los más altos del ente municipal. Según sus cálculos, durante la etapa del PP al frente del Ayuntamiento había unas 150 personas en esta situación. El número, en su opinión, «no debería pasar de veinte o treinta. Coordinadores de área y directores generales; no más de dos o tres personas por área».

Gasto en seguridad



La capital es también la que más dinero dedica a seguridad y movilidad ciudadana, con 41 millones de euros. La partida es un 14,5% superior a la de la segunda capital andaluza que más dedica, Sevilla, aunque desde 2011 se ha reducido un 7%. Del total de 41 millones, 26 se dedicaron el pasado año al mantenimiento del orden público. En la ciudad se encuentran dados de alta un total de 503 policías locales.