La criminalidad baja en la provincia a pesar del contexto de crisis

Las infracciones penales descendieron un 7% en 2014 y acumulan ya cinco años de caída consecutivos

Juanjo Cerero

El deterioro de la situación económica no se está traduciendo en un incremento del número de delitos. Ésa es la conclusión del último Anuario Estadístico del Ministerio del Interior, correspondiente al año 2014. En la provincia de Granada, el número de infracciones penales bajó de 36.662 a 34.098, lo que supone un descenso de siete puntos porcentuales entre 2013 y 2014. También creció un 3,6% el porcentaje de casos que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado lograron esclarecer y resolver con éxito; prueba de ello es que, a pesar del descenso del 7% en las infracciones cometidas, las 9.194 personas detenidas o imputadas por estos delitos fueran sólo un 2,4% menos que a lo largo del año anterior.

El Ministerio del Interior pone especial interés en este último informe en analizar los efectos de la Ley de Seguridad Ciudadana, que según el organismo estatal es responsable, al menos en parte, de este descenso de la criminalidad en una etapa de malestar social y deterioro de la situación económica. Según el reciente informe ‘Expulsión social y recuperación económica’, publicado por la Fundación Foessa en colaboración con Cáritas España, son multitud los datos que evidencian esta situación. En Andalucía, la renta disponible cayó un 21,3%; el índice de Gini, que mide la desigualdad, aumentó un 8,3% entre 2009 y 2014 –los mismos años que estudia el informe del Ministerio –. El número de hogares con todos sus miembros en paro ha crecido un 30,4% desde 2009, y más de un tercio de los andaluces (el 35,7%) se encuentra ya en riesgo de pobreza.


Delitos en España, 2009-2014

Menos robos y más sexismo

A pesar de este contexto, cada vez se cometen menos delitos. Los más comunes de ellos en Granada fueron, un año más, los 10.296 relacionados con la propiedad y el patrimonio, que en conjunto suman el 63,9% de los 16.128 delitos cometidos en la provincia. Dentro de este grupo destacan en especial los robos con fuerza, de los que se contabilizaron 5.467 en 2014. Es decir, prácticamente uno de cada tres delitos contra la propiedad (el 33,9%) fueron robos con fuerza. La mayor parte de ellos se produjeron en hogares.A pesar de seguir siendo el delito más común en Granada, los delitos contra la propiedad descendieron en 2014 un 14,4%, y el más común de ellos, el robo con fuerza, un 14,7%. Sólo los atracos de este tipo que se producen en establecimientos –aquí también se incluyen casos de ‘butrón’– aumentaron un 1,4% respecto al año anterior. Los hurtos ocupan el segundo lugar en el escalafón de delitos más comunes contra la propiedad de las personas. En 2014 fueron 1.942, un 11,9% menos que en 2013.

La puesta en marcha de la Ley de Seguridad Ciudadana no pareció tener un efecto importante sobre los delitos relacionados con el orden público, uno de los objetivos confesos del proyecto legislativo en años de abundantes protestas en la calle. Estos incidentes pasaron de ser 375 a 380 en 2014, lo que supone un incremento del 1,3%.

Quizá como efecto derivado de la situación de precariedad económica, las infracciones penales relacionadas con el tráfico de drogas crecieron un 13,9% hasta alcanzar los 401 casos, y por los que fueron detenidas o imputadas un total de 601 personas.

En lo que resulta un síntoma preocupante después de años de concienciación y programas específicos destinados a erradicar este tipo de violencia, durante el año 2014 volvió a aumentar, asimismo, el número de casos de malos tratos y violencia en el hogar. En conjunto ,se contabilizaron en la provincia de Granada 1.507 delitos de este tipo, un 5,6% más que en 2013. También crecieron un 14,7% los delitos contra la libertad o la identidad sexuales.


Tasas de criminalidad por Comunidad Autónoma

Delitos en España, 2009-2014