Los contenciosos bloquean los juzgados

Los pleitos sin resolver contra la administración en el segundo trimestre crecen un 17,2% con respecto al año pasado; aun así, el total de asuntos pendientes bajó un 2,85% en el mismo período, lo que deja a los granadinos como los juzgados menos atascados de Andalucía

Juanjo Cerero

Optar por tomar la vía judicial contra instituciones o entidades públicas ha sido siempre una cuestión de paciencia. Hoy, al menos si decide hacerlo en la provincia granadina, deberá armarse con una dosis extra de resignación. Los procesos correspondientes a la jurisdicción contencioso-administrativa, que se encarga de resolver las reclamaciones de personas físicas o jurídicas contra la Administración pública, fueron el lastre más destacado en los juzgados de la provincia en el segundo trimestre del año.

La tasa de congestión para estos juzgados, que expresa la relación entre los asuntos judiciales en marcha y los que se resuelven en un plazo determinado, subió un 41% entre abril y julio. Los 7.059 asuntos que quedaban entonces sin dictamen son un 17,2% más que los del mismo período del año pasado. A pesar de ello, la justicia de Granada consiguió agilizarse en conjunto, y es la que menos ‘asfixia’ sufre de toda Andalucía en cuanto a trabajo pendiente, con una tasa de congestión global –media de todas las jurisdicciones distintas– de 1,86, un 2,1% más baja que la de Jaén, segunda provincia en este escalafón. Si la cifra global de asuntos pendientes era de 38.021 a uno de julio de 2015, este año son 36.936, un 2,85% menos que entonces. Así lo atestiguan los datos de estadísticas judiciales de los juzgados andaluces, publicados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).


Tasas de congestión de todas las provincias andaluzas. Gráfico: Carlos Javier Valdemoros

En los 77 órganos judiciales repartidos en nueve partidos a lo largo y ancho de la provincia se registraron 41.157 nuevos asuntos judiciales, lo que arroja una media de 457 nuevos procesos iniciados cada día durante el segundo trimestre del año. Donde más actividad hubo fue en los 42 órganos de jurisdicción penal, que acumularon 25.985 nuevos procesos, casi dos de cada tres. A pesar de este volumen de entrada, en los juzgados de Granada se resolvieron entre abril y julio más asuntos de los que entraron: 57.187 finiquitados frente a 55.865 nuevos registros. Un 2,36% más. Aun así, 38.021 procesos judiciales se encontraban aún en trámite a fecha de uno de julio. La oveja negra de estas estadísticas judiciales son los cinco juzgados de lo contencioso-administrativo que hay en la provincia, que saldó el trimestre con 3.526 asuntos en trámite y 1.229 nuevos procesos iniciados. Son menos que los que se dieron en el mismo período del año pasado: 19,1% y 14,6% menos que en 2015, respectivamente. Sin embargo, siempre según el CGPJ, la tasa de congestión –que expresa la relación entre los asuntos nuevos que entran, los que se arbitran y los que quedan pendiente de resolución–, que era del 2,62 entonces, alcanzó este año la cifra de 3,72. Un 41,8% más en sólo un año, lo que deja a este tipo de reclamaciones como el gran palo en la rueda del funcionamiento de la justicia en la región.

A pesar de ello, Granada acabó el segundo trimestre de 2016 como la provincia andaluza con menor nivel global de ‘atasco’. La tasa de congestión agregada de todas las jurisdicciones, de 1,86, es un 2,1% más baja que la de Jaén, segunda por la cola, y un 6,5% menor que la de Córdoba, tercera.


Asuntos sin resolver en todos los partidos judiciales de Granada. Gráfico: Carlos Javier Valdemoros

En términos de partidos judiciales, el de Granada, que agrupa a 49 municipios, entre los que se encuentran la capital y los pueblos del Área Metropolitana, fue de lejos el más activo, dejando 13.146 asuntos judiciales por resolver al final del segundo trimestre. El menos ocupado de todos fue el de Huéscar, con 290 asuntos resueltos y 343 aún sin resolver. Tras él, el partido judicial de Órgiva, que aunque tiene un número similar –371– de litigios pendientes de arbitrar, consiguió resolver más del doble que el de Huéscar: 638.



Comparte si te ha gustado: