Las tiendas de ropa son las más afectadas por pequeños hurtos

El dinero que se pierde al año de media en la provincia por estos actos ronda los 50 millones de euros

Juanjo Cerero

Con las Navidades a la vuelta de la esquina, llega la hora de hacer regalos; y con ella, también la del leve robo inocente aprovechando el paseo por la tienda. Los pequeños comercios granadinos pierden a lo largo del año, de hurto en hurto, algo más de cincuenta millones de euros. Tal vez sea un pequeño bote de perfume o crema que desaparece en un bolso, o una prenda de ropa a la que le desaparecen los seguros en el probador, o alguna herramienta de bricolaje que se extravía en un abrir y cerrar de ojos.

De media, algo más de un euro de cada cien que mueve el pequeño comercio en España se pierde esta forma. Así lo asegura la última edición del Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución, una publicación que analiza este fenómeno en diferentes países.


El hurto leve, por países

0.80.91.01.11.21.31.41.51.624681012141618202224AlemaniaArgentinaAustraliaAustriaBrasilBélgicaChinaEspañaEstados UnidosFinlandiaFranciaHolandaHong KongItaliaJapónMéxicoNoruegaPoloniaPortugalReino UnidoRusiaSueciaSuizaTurquía

El informe, obra de The Smart Cube y Checkpoint Systems, no contiene datos específicos para la provincia granadina, sino que hace un análisis promedio de la situación española. Sus autores aseguran que en España el hurto es responsable de la pérdida del 1,33% del total del dinero que se mueve. Los datos disponibles en la Estadística de Productos del Sector Comercio y la Encuesta Anual de Comercio, publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), permiten hacer una estimación basada en el dinero que mueve el sector en Andalucía y la provincia. De este cálculo surge que el dinero extraviado en un año en los comercios al por menor rondaría los 53 millones de euros, el doble de lo calculado en provincias como Jaén, por ejemplo.

La leve mejoría de la situación económica también ha influido sobre el resultado, que con respecto al cálculo del informe de 2014 se ha reducido en tres décimas, pasando del 1,36% entonces hasta el 1,33% de la última edición.

Este tipo de acciones se producen sobre todo en tiendas de ropa de marcas concretas, donde el dinero ‘desaparecido’ supone hasta el 1,86% del total. Por el lado contrario, contrariamente a los mitos, el índice más bajo de cantidad extraviada se dio en los productos de belleza y similares, donde el porcentaje fue del 0.95%.

Los hurtos en el pequeño comercio, por tipo de establecimiento.

La cesta de la compra de 12.500 familias

Para situar la cifra en su contexto se puede poner en relación, por ejemplo, con la Encuesta de Presupuestos Familiares, que también publica el INE. Tomando como referencia los datos de Andalucía de su última edición, que indican que el gasto medio de una familia en una ciudad como la capital en alimentos y bebidas no alcohólicas es de 4.001,51 euros, esos 50 millones de euros podrían hacerse cargo de la factura de alimentación de unas 12.500 familias de la capital. A un grupo de aproximadamente la mitad de familias, unas 6.050, ese dinero podría pagarles su gasto medio anual en alquiler, agua, electricidad y otras necesidades de energía y combustible.

Estos productos ‘distraídos’ también podrían hacerse cargo en términos económicos –y dos veces– de la recogida y el tratamiento de toda la basura y otros residuos que produce la ciudad de Granada, ya que, según los últimos datos presupuestarios disponibles en el portal Gobierto, el Ayuntamiento dedica 23,3 millones de euros al año a este concepto. En términos provinciales, esos 50 millones de euros podrían costear la rehabilitación de casi seis mil viviendas. En el último plan de este tipo, presentado el mes pasado por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, se aseguraba que la rehabilitación de 1.082 edificios en Almanjáyar, Motril y Pinos Puente se realizaría con una inversión de 9,3 millones.

En el ‘top ten’ del hurto menor

Según asegura el Barómetro Mundial del Hurto en la Distribución, España es el sexto país del mundo donde más se produce este fenómeno, y el tercero de Europa. Además, una de las características específicas del caso español que menciona el informe tiene que ver con la incidencia de los robos realizados por parte de los trabajadores de las empresas distribuidoras y de logística. Lejos de algunos mitos, mientras que en la mayoría de países los hurtos llevados a cabo por empleados suponen la mayoría, en España son sólo el 18% del total.

Comparte si te ha gustado: