Susana Díaz quiere industrializar Andalucía

Ocho problemas y contradicciones a las que se tendrá que enfrentar

Juanjo Cerero

Instrucciones para navegar por este artículo

Haga swipe hacia la derecha en el teléfono para avanzar Haga swipe hacia la derecha en el teléfono para avanzar

La Junta de Andalucía firmó el pasado 31 de enero el Pacto por la Industria

El acuerdo, que apoyaron empresarios y sindicatos, forma parte de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020, dada a conocer el año pasado. Díaz declaró entonces que buscaba que «Andalucía crezca en los sectores que generen empleo de calidad y que nos hagan más fuertes»

El ambicioso plan de la Junta tiene dos vertientes: una de generación de actividad industrial y empleo y otra ecologista y preocupada por la seguridad y los asuntos de género. En total, se plantean 20 objetivos concretos y medibles


¿Cómo de probable es alcanzarlos antes de 2020?

En el Laboratorio de Datos de IDEAL analizamos los compromisos del Gobierno andaluz para averiguar si son realistas

1

¿Factible?

Es uno de los objetivos más ambiciosos del plan del Gobierno andaluz. Sólo la industria extractiva supera el 10% sobre el VAB. No parece muy probable de conseguir si la situación continúa como hasta ahora.

2

¿Factible?

A pesar de la leve recuperación del empleo, no parece muy factible alcanzar el objetivo. Todo puede depender, en cualquier caso, del volumen de financiación pública que aporte la Junta al proyecto.

A causa del duro varapalo de la crisis, muchos de los objetivos marcados por la Junta alcanzan apenas a regresar a los valores previos a su inicio

Algo no muy ambicioso en una de las regiones que ya era entonces de las menos industrializadas de España.

De hecho...

El gran problema:

El empleo

3

La Junta quiere volver a los empleos industriales de antes de la crisis. Si el paro sigue bajando al ritmo del año pasado, podría lograrlo antes de 2020

¿Factible?

El objetivo no debería ser difícil de conseguir si la mejora económica no se tuerce por el camino antes de 2020.

4

Pero hay un problema más complicado de solucionar...

La alta temporalidad

La Junta quiere que esté en el 22,3% cuando llegue 2020

¿Factible?

Parece bastante complicado que, por sí misma, la Junta de Andalucía vaya a conseguir solucionar uno de los problemas endémicos del mercado laboral español.

5

El principal problema al que se enfrenta este plan es la necesidad de cambiar de modelo. Buena parte de la industria desaparecida durante la crisis dependía directamente de la construcción

Para hacer algo distinto es necesario apostar por la innovación.

Y para eso necesita...

Que más empresas innoven

Conseguir más patentes

6

El desarrollo industrial de Andalucía pasa por exportar más y obtener más inversión extranjera. Pero si siguiéramos exportando al ritmo actual habría que llegar al menos hasta 2022 para conseguir el objetivo de la Junta

¿Factible?

Es una incógnita. En este sentido, es verdad que la administración andaluza tiene una importante capacidad de actuación, sea a través de dinero o de actuación política. Dependerá mucho de su nivel de implicación.

7

La exportación de productos y servicios de media y alta tecnología, por ejemplo, cayó un 26,72% en los últimos años

Y además...

Como asegura el reciente informe 'Relaciones exteriores de la economía andaluza', «la balanza comercial andaluza es deficitaria con carácter estructural a causa de la dependencia de las importaciones energéticas y otras materias primas»

La buena noticia

La inversión extranjera parece estar recuperándose y, de hecho, podría alcanzar este mismo año el objetivo propuesto por la Junta para 2020: un 30% más que en 2013


573,62 millones

recibió Andalucía de inversión extranjera bruta en 2016

La principal preocupación, como explicó un reciente informe de la Cámara de Comercio, es que la capacidad innovadora suele ir unida a indicadores como la renta per cápita, en los que Andalucía no suele salir bien parada

Innovación y renta per cápita

Fuente: Cámara de Comercio

El 62,15% de las empresas andaluzas que participaron en la Encuesta sobre Innovación de 2014 aseguraron que no acometían más procesos innovadores por falta de financiación

Mientras tanto, el volumen de créditos activos sigue bajando

También parece existir una correlación entre el gasto empresarial en innovación y la tasa de paro

Innovación y tasa de paro

Fuente: Cámara de Comercio

¿Factible?

Los datos y tesis elaborados por las instituciones económicas citadas apuntan hacia una interrelación directa entre factores económicos y capacidad innovadora. Si Andalucía no consigue despuntar en los primeros (y hasta ahora no lo ha hecho), tendrá problemas para conseguir lo segundo.

8

¿Quién y cómo se paga esto?

Es la principal incógnita sin resolver. Díaz aseguró el pasado 31 de enero que el plan contaría con 8.000 millones entre financiación pública y privada, aunque no dio ningún detalle acerca de dónde pensaba conseguirlos

Análisis final

4

3

1

Buena parte de los retos planteados por la Junta permanecen como incógnitas. A falta de conocer detalles sobre la financiación y el nivel de implicación de la administración en el día a día del plan, lo único seguro es que, salvo catástrofe, los niveles de empleo industrial anteriores a la crisis se recuperarán antes de 2020.

Otros objetivos, como el aumento importante del volumen de pymes en el sector o la reducción de la temporalidad, parecen muy complicados de solucionar en el corto plazo.

Además, el Gobierno de la región tendrá que ponerse en marcha si quiere impulsar, en lo posible, procesos de innovación industrial que reporten resultados reales dentro de Andalucía.

Logo del Laboratorio de Datos de IDEAL