Medio centenar de personas pidieron asilo político en Granada el año pasado

La situación de inestabilidad internacional ha provocado que el número de peticiones de protección tramitadas en la provincia se haya triplicado en los últimos tres años

Juanjo Cerero

Por desgracia, no es inusual que en multitud de lugares del mundo haya personas que tengan que abandonar su ciudad o pueblo natal por no ser o no pensar como los demás creen que debería. Ni siquiera hace falta irse fuera de las fronteras de Europa para verlo. Durante el transcurso de 2015, un total de 47 personas iniciaron los trámites para poner en marcha un proceso de asilo en algún punto de la provincia de Granada.

A pesar de que la cifra se encuentra muy por debajo que las registradas en otras provincias andaluzas y del resto de España, ha crecido en particular con respecto a su propia serie histórica. Sólo tres años antes, en 2012, por ejemplo, el número de peticiones fue de 15, lo que implica que la cifra se ha triplicado en ese lapso de tiempo. Así lo constatan los datos recogidos y elaborados por la Dirección General de Política Interior y la Subdirección General de Asilo y publicados por el Ministerio del Interior para el año 2015.

¿Cuántas solicitudes se tramitaron en cada provincia en 2015?


Huir de la guerra

Los conflictos desplegados, y que se encuentran aún en marcha, en países como Siria o Ucrania, son los causantes de buena parte de esta nueva oleada de solicitantes de protección internacional. En el conjunto de España, casi dos de cada tres procesos –9.147 de un total de 14.887– que se iniciaron en 2015 fue a petición de una persona de estos dos países. Por poner los datos en contexto, en 2012, los procesos que se iniciaron por parte de ciudadanos sirios fueron 254, y 21 por parte de habitantes de Ucrania. Los incrementos, por tanto, han sido del 2.252% y el 16.300%, respectivamente.

Con respecto al lugar en el que se inicia el proceso, en España son mayoría los casos que comienzan a tramitarse una vez que la persona que pide asilo se encuentra ya en territorio nacional; destaca en este sentido el caso de Ucrania, ya que al formar parte del espacio Schengen común europeo, sus habitantes pueden moverse con libertad entre las fronteras nacionales antes de pedir protección. La mayor parte de los sirios que lo hicieron, sin embargo, acudieron a puestos fronterizos. El resto de las peticiones se dividen entre las que se realizaron en una embajada española en el extranjero, y las que empezaron en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE).

La situación andaluza

Lo que se ha vivido en la provincia granadina tiene su correspondencia en el conjunto de la Comunidad Autónoma. A lo largo del pasado año se tramitaron un total de 1.416 peticiones de asilo, muy lejos de regiones como la Comunidad de Madrid (2.934) o Melilla, que ocupa el primer lugar con 6.336 procesos.

La cifra se ha duplicado en sólo dos años. En comparación, durante 2013 el número de peticiones tramitadas en Andalucía fue de 686. Las 1.416 de 2015 suponen una diferencia acumulada del 206,4% con respecto a entonces.

Por provincias, el año pasado destacó Málaga, que pasó de 66 procesos de asilo iniciados en 2013 a 935 en 2015, lo que supone una brutal subida del 1.416,6%. A mucha distancia, el segundo lugar es para la provincia almeriense, con 192 peticiones tramitadas, un 21,63% menos que en 2013, cuando fueron 245, por lo que en estos dos años Málaga se ha ido decantando como nuevo lugar común de entrada por encima de otros más tradicionales. La que menos procesos tramitó fue Jaén, con sólo nueve peticiones de asilo, un 80% menos que en 2013.